top of page
Buscar
  • Rede sem Fronteiras

Ciudades acogedoras y organizadas

La creación de la Red Nacional de Ciudades Acogedoras (RNCA) es una iniciativa del gobierno de Brasil para garantizar los derechos de las personas migrantes y por tanto de los nacionales.



Los días 9 y 10 de noviembre de 2023 tuvo lugar en la ciudad de Brasilia el lanzamiento de la Red Nacional de Ciudades Acogedoras (RNCA) por parte del  Ministério da Justiça e Segurança Pública de Brasil.


A través de la Coordinación General de Política Migratoria del Departamento de Migraciones se convocó a representantes de municipios, organizaciones sociales y agencias internacionales, más de 250 participantes, a discutir, sugerir y construir el proceso de trabajo de esta alianza. Por la Rede Sim Fronteiras participaron Cynthia De Paula (Casa do Brasil en Portugal), Adriana Fadel (Red Sin Fronteras (RSF), Argentina), Patricia Gainza (Pinches Artistas, Uruguay), Aida García Naranjo (Centro de Derechos y Desarrollo (CEDAL), Perú), Paula Méndez (Emaús Internacional, Francia), Sergio Miletto ( Associação Latino-Americana de Micro, Pequena e Média Empresa (Alampyme), Brasil), Isabella Roberta (Centro de Direitos Humanos e Cidadania do Imigrante (CDHIC), Brasil), Marco Romero (Consultoría para los derechos humanos y el desplazamiento (CODHES), Colombia), Florencia Salmuni (RSF, Brasil) y David Fletcher (Organización por una Ciudadanía Universal (OCU), Francia).


A lo largo de dos días de intenso trabajo organizaciones de personas migrantes, refugiadas y apátridas pudieron dialogar con el poder público para hacerle llegar sus mayores preocupaciones así como pistas hacia dónde construir para contar con verdaderas ciudades solidarias, respetuosas y garantistas de los derechos de las personas migrantes.

En el primer día durante la mesa inaugural, la presidenta de Rede Sem Fronteiras, Aida García Naranjo, presentó a Antonio Dezan, vice-procurador-geral de Justiça do Ministério Público do Distrito Federal e Territórios (MPDFT), la relación de “Principios para una ciudad acogedora” realizada por la red. En la misma se especifican una serie de aspectos sugeridos a ser desarrollados por cada ciudad que pretenda ser garantista de los derechos de las personas migrantes, refugiadas y apátridas. En la misma se pueden leer acciones necesarias a ser realizadas por las ciudades en materia de construcción de ciudadanía y acceso a los derechos, combate a la discriminación, participación social y derechos políticos, la integración a la cultura local, la integración económica, al empleo formal y la inclusión financiera, la salud y la vivienda adecuada.



Este día la red también participó en la mesa titulada “Ciudades, conexiones y dinámicas de redes” donde Patricia Gainza, miembro del Consejo Internacional de la Rede Sem Fronteiras, presentó buenas prácticas desarrolladas en el marco de la red que promueven espacios de intercambio y articulación con diferentes actores como la Unión Europea, sindicatos y otras organizaciones sociales. Un par de ejemplos son el seguimiento de diversos espacios como el Pacto Mundial de las Migraciones y su aplicación concreta en la región andina o la iniciativa de Redes de Ciudades Solidarias.


La iniciativa de Redes de Ciudades Solidarias es un proyecto realizado en dos ciudades brasileñas, Cuiabá y Recife, y en una ciudad argentina, Catamarca, el cual concluyó en un informe que contiene una visión comparativa entre estas ciudades, que destaca y analiza modelos de buenas prácticas en políticas inclusivas y líneas de trabajo para la integración de personas migrantes y refugiadas basadas en información derivada de entrevistas y seminarios de debate. Así como, la aprobación de leyes que prevén un desarrollo, desde una perspectiva de derechos humanos, de las políticas municipales dirigidas a las personas migrantes. También se destacó la implementación de consejos municipales de migrantes, centros de referencia de atención a personas inmigrantes y, en el caso de Catamarca, incluso los derechos de las personas inmigrantes a votar. En todos los casos, se identificó como un problema central a enfrentar la baja integración entre las iniciativas de la sociedad civil, la comunidad migrante y las autoridades públicas locales para consolidar las políticas municipales.


Otra acción ejemplar en el marco de la Redes de Ciudades Solidarias es lo realizado en São Paulo en articulación con la Coordinación Municipal de Políticas Migrantes, vinculada a la Secretaría Municipal de Derechos Humanos y Ciudadanía. Se realizaron sensibilizaciones, capacitaciones y articulaciones con más de sesenta personas empleadas en las distintas áreas de servicios sociales que laboran en el municipio para que puedan coordinar una respuesta más efectiva. Asimismo, se realizaron acciones para fortalecer el Consejo Municipal de Inmigrantes.


Por otro lado, también se fortaleció la relación e intercambio con los gobiernos locales de Montevideo y Canelones de Uruguay a quienes se invitó a participar de diversos webinar y acciones de sensibilización y formación en materia de políticas garantistas de derechos de las personas migrantes.


Asimismo, se saludó la iniciativa del gobierno de Brasil tan ansiada por las organizaciones sociales que desde 2007 crearon el concepto de ciudades santuario en el marco del Foro Social Mundial de las Migraciones para ir construyendo en este sentido y se resaltó la importancia de institucionalizar estos procesos para que sean sostenibles a largo plazo y se puedan convertir en políticas de Estado. Finalmente, se afirmó la necesidad de pensar en transformar las políticas migratorias en políticas sociales de derechos humanos y concebir el impacto internacional que las mismas pueden tener en otras ciudades y municipios.



El segundo día se discutió la Carta de Brasilia, que será el documento fundante de la RNCA. Se trabajó sobre los principios rectores, los objetivos, directrices y estrategias de actuación para los municipios que la suscriban. También se acordaron líneas para la elaboración de un plan de trabajo para el 2024.


Al cierre del evento, Cyntia de Paula, en representación de la RSF participó en la lectura colectiva junto con otros representantes de la sociedad civil, miembros del poder público local y líderes migrantes quienes leyeron la Carta de Brasilia, documento que surge como propuesta del gobierno federal así como también a partir de los intercambios realizados en trabajo en grupos por los participantes del evento.




16 visualizações0 comentário

Comments


bottom of page