top of page
  • Rede sem Fronteiras

La educación como herramienta contra la pobreza y la discriminación

El pasado 17 de febrero, en el Foro Social Mundial, bajo la coordinación de EMAÚS Internacional, tuvo lugar el panel: “La educación como herramienta central para luchar contra la pobreza, la discriminación de género y el sistema de castas”.

 



El objetivo fue comparar las opiniones sobre el papel de la educación y las prácticas concretas. Como movimiento internacional que lucha contra la pobreza, EMAÚS Internacional propuso este taller para discutir el poder transformador de la educación. La reflexión giró en torno a las razones para invertir en una educación equitativa y de calidad como herramienta para combatir las desigualdades económicas, religiosas, sociales y de género partiendo de la base de que la educación está íntimamente ligada a las prácticas democráticas. La educación es el espacio para la generación de pensamiento crítico que permite la participación cívica y la construcción colectiva a partir de la libertad de expresión.

 

Así, la educación es un ejercicio político esencial para la democracia y el cual debe ser ampliado. Específicamente sobre el sistema de castas que estructura la sociedad, en algunos países de Asia se reflexionó sobre el rol de la educación para empoderar a las personas y permitirles un desarrollo y un despertar de las conciencias y el protagonismo que tienen las organizaciones sociales en este sentido.

 

Se compartieron iniciativas que tienen en cuenta las distintas situaciones que atraviesan y sufren las personas debido a los diferentes tipos de discriminación y se reflexionó sobre cuál es el rol de la educación popular en estos contextos. Específicamente se habló del sistema de castas en la India y la situación de los Dalits (casta también denominada intocables) dentro del sistema educativo.

 



Se compartieron dos proyectos considerados buenas prácticas, uno de la organización Florence Home Foundation y otra de Village Community Development Society (VCDS) ambas de Tamil Nadú, al sur de la India. La primera trabaja por la defensa de los derechos de niña, niños y mujeres en zonas rurales. Disponen de dos centros de acogida gratuita para aproximadamente 50 niñes abandonas por sus familias. Desde el año 2000 se financian con la producción proveniente de una granja orgánica y del ecoturismo. Una de las iniciativas presentadas y que ha tenido mayor visibilidad es el Children Parlament. La segunda organización tiene un iniciativa sobre educación no-formal para Dalits que reinserta a aproximadamente 2000 personas por año en el sistema educativo no formal. Es una importante acción en contra de la discriminación que sufren los Dalits de los cuales sólo el 66% está alfabetizado. Esta organización está presente en 18 pueblos de Tamil Nadú y sus escuelas nocturnas no-formales dictan clases seis días a la semana. Se concluyó que existen importantes avances, pero no suficientes.

 

2 views0 comments

Recent Posts

See All

Comments


bottom of page